Las comunidades deben liderar la respuesta al VIH: ONUSIDA

Tina Gutiérrez
Tina Gutiérrez

“Que lideren las comunidades” ha sido el lema usado por el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA) en la conmemoración del Día Mundial del Sida 2023. El tema hace énfasis en la necesidad de que sea la propia sociedad civil organizada la que marque el rumbo de la respuesta a esta pandemia.

En el marco de la conmemoración, el 1 de diciembre, ONUSIDA dio a conocer su informe anual. Sin embargo, más allá de los datos duros sobre el estatus de la pandemia, se abocó a dar ejemplos de cómo las comunidades son esenciales para conectar a las personas con los servicios de VIH, y así garantizar que dichos servicios lleguen a las poblaciones clave, es decir, las más afectadas por el virus.

De acuerdo con la directora del organismo, Winnie Byanyima, “las comunidades han creado un movimiento inspirador por el cambio. Son las heroínas ordinarias y extraordinarias en la respuesta al sida que han ayudado a abordar pandemias como la de COVID-19”.

Por esto, añadió, el informe de 2023 “celebra el papel esencial de las comunidades e insta a los responsables de la toma de decisiones a apoyarlas en su labor, que salva vidas, y a derribar barreras”. La funcionaria internacional advirtió que “la represión contra la sociedad civil y los derechos humanos de las comunidades marginadas afecta a los servicios de prevención y tratamiento del VIH, que hace peligrar la lucha contra la epidemia de sida”.

Las historias hablan

En el informe, ONUSIDA se dio a la tarea de mostrar cómo el trabajo de las comunidades ha sido crucial, pues ellas entienden lo que hace falta, lo que funciona y lo que no. Han tomado en sus manos el papel de líderes y lo han mantenido en medio de crisis sanitarias, empezando por el VIH pero siguiendo por el ébola, la COVID-19 y la viruela símica.

Sin embargo, el informe no se trata sólo de celebrar los logros de las comunidades, sino que es un llamado urgente a los gobiernos para que apoyen a las comunidades en su rol de liderazgo.

Lamentablemente, muchas comunidades enfrentan barreras en su liderazgo. Hoy día, las estrategias lideradas por la comunidad no reciben recursos suficientes y a veces, incluso, son objeto de ataques. La financiación mundial que era entregada a las organizaciones comunitarias disminuyó de 31% en 2012 a 20% en 2021. A esto se suman las barreras políticas y legales, la opresión de la sociedad civil y de los derechos humanos de las comunidades más vulnerables. Todo ello obstaculiza el progreso de los servicios de prevención, tratamiento y atención del VIH.

Seguir la ruta

ONUSIDA difundió la actualización de datos sobre el VIH y el sida en julio de este año. En aquel informe también declaró que hay un camino por el que se puede llegar al fin del sida como un problema de salud pública. Los datos demostraron que facilitar las respuestas lideradas por la comunidad de personas que viven con el VIH y los grupos de población clave (como las mujeres jóvenes y adolescentes) son esenciales para llegar a la meta.

El nuevo informe del Día Mundial del Sida profundiza en cómo el liderazgo comunitario permite avanzar en esa ruta, cómo se está obstruyendo y cómo se puede continuar. Además del análisis de ONUSIDA, incluye nueve ensayos de líderes de la comunidad invitados que muestran cómo han podido dirigir el cambio, cómo han sobrellevado las barreras con las que se han encontrado y qué acciones deberían tomar los gobiernos y los financiadores internacionales para que las comunidades puedan ejercer su liderazgo.

En AHF América Latina y el Caribe sabemos que la fuerza de la comunidad es la que mueve la respuesta al VIH. Por eso, nuestros servicios integran a personas provenientes de las comunidades, pues sabemos que ellas nos guiarán en el camino. Si no te has hecho una prueba de detección, en AHF El Salvador las hacemos gratis. Acércate a nuestras oficinas en o escríbenos por WhatsApp.